Esta página web utiliza cookies y tecnologías similares, propias y de terceros, para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información Aquí  
Estás en | 

Becarios Iberdrola 2016 cuentan su experiencia en el Museo del Prado

El compromiso de la Fundación Iberdrola España con la conservación y restauración del patrimonio artístico y cultural, se desarrolla a través de programas y colaboraciones con instituciones como el Museo del Prado. Esta alianza ya consolidada tiene como objetivo apoyar la labor del Taller de Restauración del Museo e incorporar a jóvenes especialistas a través de las Becas Iberdrola en las áreas  de pintura, escultura y gabinete técnico.

Tras siete años de intensa colaboración, la Fundación Iberdrola ha concedido 20 becas y ha participado en la restauración de más de una veintena de obras maestras. Entre ellas algunas de gran relevancia como: “Adan y Eva”, de Durero; “El expolio de Cristo”, del Greco; “El vino de la fiesta de San Martín”, de Bruegel;  “El Calvario” de Van Der Weyden; o “La Era” de Goya.  

Para conocer de cerca los testimonios de profesionales y becarios del Programa de Restauración, Iberdrola se ha desplazado con una cámara al Museo del Prado, donde ha podido compartir impresiones con Natalia Martín, Emilio Casero y Luján Hurtado, tres de los estudiantes becados en la edición 2017. Todos destacan los aprendizajes y conocimientos adquiridos pero también la importante experiencia personal que ha supuesto su paso por el Taller del Museo.

Luján, que ha desarrollado su beca en el Gabinete Técnico, especialidad dedicada a los procesos de digitalización de imágenes y la preparación de material para la obtención de radiografías, asegura que “poder compartir trabajo con profesionales de tan alto nivel y con una colección tan prestigiosa marca la diferencia”.

Como le ocurrió a Alicia Peral, que en el año 2012, fue becaria Iberdrola en el Taller del Museo. Gracias a esta formación, Alicia adquirió un grado importante de especialización que le permitió concursar para acceder a una plaza como restauradora del Museo. 

Durante el reportaje, Enrique Quintana, Coordinador de Restauración y Documentación del Taller, nos cuenta el impacto positivo de estas becas en el ámbito de la formación de excelencia para los  estudiantes y la importante contribución a la sociedad que supone el trabajo de estos jóvenes  con la restauración de obras artísticas.  

La Fundación Iberdrola España, reitera y renueva cada año su compromiso con el Museo del Prado con el objetivo de fomentar “la formación en excelencia y la conservación del patrimonio artístico”, tal y como destaca la responsable del área de Arte y Cultura de la Fundación, Carmen Recio.

 

IR AL LISTADO DE ACTUALIDAD